Todos tenemos algún amigo muy pesado que no deja de mandarnos tonterías por WhatsApp, una expareja con la que no queremos hablar o gente con la que no queremos mantener el contacto. La solución para todos estos casos es muy sencilla: bloquearlos. El problema llega cuando nosotros somos ese amigo pesado o ese ex indeseable porque, ¿cómo averiguarlo?

Cuando alguien nos bloquea no podemos mandarle mensajes ni ver sus actualizaciones de estado, últimas conexiones ni cambios de fotografía de perfil. Pero sí le veremos y nos verá en la lista de contactos. Para que no aparezca ahí deberemos eliminarlo de nuestra agenda. Si quitamos el bloqueo podremos retomar la comunicación, pero no recibiremos los mensajes que nos enviaron durante ese tiempo.

En el momento de ser bloqueados no recibimos ninguna notificación que nos lo avise. Tampoco hay una forma de mirarlo, ya que la empresa de mensajería instantánea propiedad de Facebook cada vez se preocupa más de la privacidad de los usuarios. Aunque no hay una manera 100% fiable de asegurar que alguien nos ha dado block sí hay ciertos trucos que nos permiten confirmar casi por completo que alguien desea cortar el contacto con nosotros.

La hora no cambia nunca

Poder saber la hora de la última conexión de alguien es para algunos lo mejor de WhatsApp y para otros lo peor. Comprobar este dato da pistas sobre un posible bloqueo: si esta es la misma desde hace semanas puedes empezar a sospechar. Aunque también hay que tener en cuenta que puede configurarse para que no aparezca.

Sólo un ‘check’ verde

Un check (la palomita que aparece al lado de los mensajes que enviamos) significa que el mensaje ha sido enviado. Dos, que ha llegado a su destino. Dos checks azules, que ha sido leído. Si los mensajes que escribes desde hace tiempo a una persona determinada nunca pasan del primer estado lo más probable es que te tenga restringido.

© Proporcionado por El Confidencial

Invítalo a un grupo

Quizá la prueba más fiable y determinante para saber si alguien te tiene bajo un bloqueo. Crea un grupo con más gente y acto seguido intenta invitar a esa persona. Si te aparece un mensaje de error que dice “no tienes autorización para añadir a este contacto” podrás confirmar tus temores al 100%.

Comprueba su foto de perfil y estado

Si desde hace meses esa persona sigue teniendo el mismo estado y la misma foto de perfil o es muy perezosa y no les gusta hacer cambios en ninguno de los dos o no quiere hablar contigo. Hay mucha gente que usa WhatsApp y no tiene ni una foto asignada ni mucho menos un estado, por lo que quizá esta prueba sea la menos fiable de todas.

Prueba desde otro teléfono

Si esa persona no cambia de imagen, ni de estado, ni los mensajes pasan de un check, ni cambia su hora de conexión… puede deberse a motivos diferentes al bloqueo. Que se haya dado de baja en WhatsApp o que ya no use ese terminal o ese número son algunas de las posibles explicaciones. Una forma de comprobarlo es agregar a esa persona con otro teléfono y comprobarlo.