© Proporcionado por La Opinión Está bien documentado que la conducción distraída es factor importante en un poco más de la mitad de los accidentes de tráfico en Estados Unidos.

Los culpables habituales son llamadas de teléfono celular y mensajes de texto, pero los percances automovilísticos también pueden ser acreditados en el comportamiento más mundano, como gritar a los niños, cambiar las estaciones de radio, cantar una canción favorita y comer una hamburguesa. Pero al parecer, esas no son las únicas .

Una encuesta realizada por una empresa de seguros en Erie, Pensilvania, encontró que algunos automovilistas admiten algunas actividades realmente indefendibles al volante, incluido el nuevo azote de la civilización occidental: el “selfie” con sus teléfonos celulares.

El estudio encontró que el 42% de todos los conductores admiten involucrarse en comportamientos de , con un 20% que aceptan que realizan tales actividades cuando están solos en el vehículo.

No sólo es aplicarse el maquillaje, mirarse al espejo o chatear: detrás del volante puede haber una distracción peligrosa y los resultados pueden ser menos que terribles si conduces sobre baches.

“Una distracción es cualquier cosa que cause un conductor llevar sus ojos fuera de la carretera, sus manos del volante o su mente fuera de su principal tarea de la conducción segura”, asegura Doug Smith, vicepresidente senior de líneas personales en Erie Insurance.

“Nuestra encuesta encontró que los conductores lamentablemente participan en una amplia gama de comportamientos que distraen y son potencialmente peligrosos”, agregó Smith.

En el espíritu de la conducción distraída, enumero algunas de las actividades más extrañas los automovilistas, consultados en la encuesta de Erie. Júzgalo tú mismo. La encuesta dice:

1. Encuentro romántico: 15%. No hay nada malo con un beso corto, siempre y cuando sea en un semáforo o mientras está estacionado. Es difícil mantener ambos ojos plantados en el camino cuando los labios están plantados en el otro.

Los conductores masculinos son 60% más propensos que las mujeres o son al menos más jactanciosos al respecto (19% frente a 12%).

2. Peinarse: el 15%. Si hay un accidente, por lo menos habrá un cadáver bien arreglado.

3. Cambio de ropa: 9%. Obviamente habría que enganchar el control de crucero antes de intercambiar cualquier cosa por debajo de la cintura.

4. Ponerse maquillaje: 8%. Además, el 1% de los conductores encuestados, todos mujeres, admiten que se encrespan las pestañas mientras conducen.

Muchos vehículos ya bloquean las funciones de programación en sus sistemas de navegación mientras el carro está en movimiento, y tal vez deberían hacer lo mismo con los espejos del lado del conductor.

5. El uso de hilo dental: 4%. Esta práctica es más común entre los conductores de 55-64 años (6%) y menos frecuente entre los 35 a 44 años.

6. Selfies: un 4% y en crecimiento.

7. Cambio de conductores: 3%. Muchos conductores no quieren parar y hacen el cambio de conducción en la carretera.

8. Mirar a una mujer o un hombre: Para los hombres esta distracción es muy habitual, pero va en crecimiento en las mujeres. No hay porcentajes porque muchos no lo admiten.

Como ves, cualquier distracción puede ser una causa de accidente. Cuídate y cuida a los demás evitando estas distracciones de la carretera y el entorno.