¿Para qué cantan los gallos?

¿Para qué cantan los gallos?.

galloLos gallos son aves territoriales que muestran su poderío y dominancia mediante los desafiantes cantos, que amedrentan a otros machos y atraen a las hembras. Si después de arrancarse con un potente cocoricó no hay respuesta, quedará claro quién es el amo. Sin embargo, como otro individuo del mismo corral conteste el reto vocal mostrando su candidatura al trono del harén, habrá pelea musical y, luego, física.Los gallos repiten su canto muchas veces a lo largo de la jornada, sobre todo a mediodía, a media tarde y de madrugada, aunque es al amanecer cuando dan el do de pecho, para dejar clara su altivez.  También emiten un cacareo similar al de las gallinas, sobre todo cuando se disponen a copular o si encuentran comida, para avisar a las hembras.

Nota de trampero59: En México, al canto del gallo lo conocemos como Ki Kiri Ki y en muchas regiones rurales e inclusive algunas no rurales, dicho canto funciona como  “despertador”, gracias a la puntualidad con que emiten dicho canto, mi experiencia me dice que es a medio día, a media noche y antes de amanecer ( 5 de la mañana).

Mi familia, como decimos aquí, “es de rancho” y por eso, conozco muchas de las hermosas costumbres del campo. Recuerdo en una ocasión hace ya varios años, le pedí a mi tío Ramón (QEPD) que me despertara a las 5 de la mañana, él tenía la costumbre de “levantarse con el canto del gallo” e inmediatamente se ponía a preparar su riquísimo café de olla, motivo por el cual le pedí dicha solicitud. Cuando me despertó, sentí como que no había dormido suficiente y miré mi reloj. Efectivamente, apenas eran las 12 de la noche, le reclamé a mi tío y me contesta -Es que ya cantó el gallo m’ijo- y le contesto: Ok tío, entonces hábleme cuando cante el gallo de las 5.

Por cierto, los gallos son vengativos, recuerdo en una ocasión, cuando era joven, me fui a pasar unos días con mi tía Sanjuana, ella tenía gallos y gallinas y uno de esos días, se me ocurrió corretear al gallo, “al señor de las gallinas”. El muy desgraciado, en punto de las 12 de la noche se metió al cuarto donde dormía y se dispuso a “darme serenata” ¡a menos de 50 cm de la cabecera!  A quienes no hayan escuchado cantar a un gallo a esa distancia les platico: Primero extienden las alas, y las baten moviendo hacia atrás y hacia adelante en repetidas veces, haciendo un extraño sonido como que si se arrastrara algo, tan tremendo que asustaría al más valiente. Aun no me reponía del susto del aleteo cuando Inmediatamente después, lanza su conocido KiKiriKi, insisto, a 50 cm es un ruido desgarrador, créanlo. Lo correteé hacia afuera del patio y me dispuse a intentar retomar el sueño. A las 5 de la mañana, insistió con el ataque. A la siguiente noche insistió con “su serenata”, por lo que durante el día se le encerró en un corral y me dejó tranquilo.

Que bonitos recuerdos.

Saludos. 

 

Una respuesta

  1. Se me hace que fue una travesura de Rene o Lalo, jejejejjejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: