Día de Muertos…Fiesta de Vivos

Este 2 de noviembre de 2012  tuve la oportunidad de acompañar a mi Madre al panteón Municipal de Cadereyta Jiménez Nuevo León, como cuando era niño.

Durante el trayecto, de casi una hora, no puede evitar que pasaran por mi mente todos esos bonitos recuerdos de la infancia, cuando mi abuelita nos levantaba a las 4 ó 5 de la mañana para poder tomar temprano el autobús que nos llevaría a Cadereyta.

En ese entonces, ya estábamos listos algunos de sus nietos, no  podíamos faltar a la cita para esta gran festividad. Recuerdo que siempre íbamos los mismos  nietos, como si fuera una pandilla inseparable que disfrutaban juntos todas las aventuras.

Vaya que si eran aventuras. Al llegar, inmediatamente localizábamos la tumba de mi abuelito y de mi tío, eran los únicos difuntos a visitar. Al día de hoy lamentablemente, la población a visitar en los panteones ha aumentado considerablemente.

arreglo de tumbas Después de limpiar y  arreglar  la tumba se colocaban las coronas y ramos de flores naturales y se rezaba sin poder evitar que rodara por el rostro unas lagrimas por el dolor que aun calaba por los seres queridos que ya no estaban entre nosotros.

Los menores,  siempre lo observábamos estoicos, sin decir palabra, tal vez sin entender aun, solo esperabamos la hora en que concluyera el rito y nos saliéramos del panteón  para desayunar, desayuno que mi abuelita preparaba durante la madrugada, aunque a decir verdad, desconozco si mi abuelita se levantaba aun más temprano o de plano no dormía, pero los taquitos de tortilla de harina que ponía en nuestras manos, aun estaban tibios.

Poco después del desayuno entrabamos nuevamente al panteón donde los mayores acompañarían a sus difuntos por unas horas más.

Los menores, empezábamos nuestra aventura: Recorrer el panteón y buscar tumbas antiguas que databan de principios del siglo XIX. La mayoría de estas tumbas tenían huecos entre el adobe que las protegía y con un poco de paciencia esperábamos que la vista se acoplara a la oscuridad y se podía observar piezas de la osamentas aun intactas como el cráneo, fémur, tibia, peroné y Pelvis, son de las partes que se conservan por más tiempo. Pude constatar que aun existen algunas de estas tumbas antiguas.

Llegamos a la curva donde está la entrada hacia el panteón y mis pensamientos desaparecieron y me enfoqué a la realidad.

Inmediatamente se observaban los puestos de  flores, coronas, imágenes de santos y veladoras; sin faltar los dulces, nueces, elotes, pan de elote, cañas, tamales, gorditas, enchiladas y hasta un vendedor de globos para tranquilizar a los mas pequeños.

Inmediatamente mamá me pregunta que si me acuerdo donde está la tumba, a ella se le dificultaba un poco recordarlo, y le digo que si, que está muy cambiado pero que aun lo tengo bien grabado en mi mente.

Caminamos unos cuantos metros más y localizo la tumba, a diferencia de antaño, no fuimos los primeros en llegar, la tumba ya estaba arreglada y con flores naturales frescas adornándola. Suponemos que fue una de mis tías.

Inmediatamente me viene a la mente lo que dije cuando murió el primero de mis tíos: – Se está “desgranando la mazorca”-  y así fue, ya solo quedan dos hermanos y dos hermanas.

Visitamos además la tumba donde están dos tíos más y una prima y me dice mamá: -Vamos a buscar la tumba de mi tío Pepe-.

El tío Pepe, era un primo de mi abuelo que su hija, muy amiga de mamá le arreglaba su tumba y le dejaba flores. Un día le dijo a mi madre: – El día que veas la tumba de mi papá sin arreglar, es que ya no estoy aquí, por favor, déjale aunque sea una flor-.

Nos pide mamá le ayudemos a encontrar la tumba y nos da algunas señales para identificarla:

Una cruz y en la base dice el nombre de mi tío Pedro Leal Alanis y mas abajo dice recuerdos de su hija Hermelinda

Lo primero que pienso: “una aguja en un pajar”, pero tuve la suerte de encontrar la tumba en poco tiempo, cosa que agradecí a Dios, ya que el sol estaba en su punto máximo.

No sé porqué, pero veo una tumba hundida que solo sobresalía la cruz y parte de su base.

La inscripción no se apreciaba nada bien por la tierra que le cubría. Le limpio un poco y aprecio los apellidos “Leal Alanis”, no quiero cantar victoria y sigo raspando para tratar de apreciar el nombre, veo que dice:

“Sr. Pedro /Leal Alanis / mayo 19 de 1957/ De 75 años/ Recuerdos de su/”… Ya no limpio más y le grito a mamá avisándole que ya la encontré. Estaba seguro de que era esta y los motivos por los que estaba en esas condiciones.

Mamá ve la tumba y no puedo dejar de apreciar algo de tristeza en ella y le preguntó, como intentando darle ánimo: ¿si será esta Mamá?

Mamá no me dice nada y empieza a quitar algo de tierra de la base y deja al descubierto el nombre “Hermelinda”. No dice nada, se para y sale del panteón y compra afuera un ramo de flores que coloca en la tumba de su tío Pedro, porque  un día así se lo solicitaron y así lo prometió.

Ya colocado el ramo, dice: –Entonces ya murió Hermelinda-… Tratamos de darle ánimo comentando muchas posibilidades de que no fuera así. Pero me queda claro que la forma en que encontré la tumba, además de que Hermelinda era algo mayor que mamá, no me daba margen para dudas.

Así es la muerte, no nos da tregua a los vivos. Por eso los Mexicanos la celebramos  con alegría como diciéndole “No te tengo miedo”. Por eso le cantamos, le componemos versos la hacemos dulce y pan y no la comemos, antes de que ella nos coma a nosotros. Tarde que temprano vamos a ir con ella.

7 comentarios

  1. No te imaginas cuantos recuerdos me trajo tu escrito. Fue como que yo iba caminando con ustedes mientras lo relatabas y no dejaban de caer las lagrimas en mi cara y esque ya son tantos años lejos de ustedes y aÑoro cada una de las cosas que haciamos en familia. Gracias por mantener vivos todos esos recuerdos. Te adoro hermano

    • Me da gusto te haya agradado, es para mi un placer compartir de esta manera algo a la familia que está lejos. Sobre todo le doy gracias a Dios por la manera en que se fueron presentando los hechos, la verdad pensé que sería una visita al panteón como cualquier otra. Pero le dio un giro inesperado al día y me permitió contar esta historia.

      • Que barbaro primo,que padre q tuviste la oportunidad de ir al panteón y recordar todo el ritual de dia de muertos, por que desde q empezaba la madrugada como dices tu, preparando el lonch para toda la rialea de mi abuelita…..por q eramos un monton..psss ya era todo un ritual–me hiciste recordar desde la entrada al panteon donde empezabamos a degustar casi todos los ricos antojito que mencionastes..pero los q mas recuerdo y disfrute fueron las nueces, las caña, los elotes…. no me acuerdo si en esa temporada tambien habia quiotes te acuerdas? …aaaaah y no se diga el frio q se sentia durante toda la estancia en el lugar…por q desde q me vine para Acapulco pues no he sentido esos frios de mi querida tierra…
        ojala y un dia nos juntemos todos para recordar viejos tiempos…no sabes como se extraña cuando se esta lejos…

  2. Muy buen relato joselo, en hora buena!.
    Ya eres todo un reportero, creo que le ganas a muchos que de eso viven!.

    Saludos a todos los primos; espero esten bien.

    • Gracias Poncho por tus comentarios, solo trato de divertirme haciendo lo que me gusta y compartiendo con la familia estos gratos momentos.
      Saludos a la familia.

  3. MUY BUENO PRIMO, Y CLARO QUE SE RECUERDA CON CARIÑO Y NOSTALGIA TODO ESE TIEMPO QUE PASAMOS CUANDO ERAMOS NIÑOS, Y COMO NO ACORDARSE DE QUE NOSOTROS TENIAMOS QUE IR DESDE SAN NICO A CADEREYTA PARA EL DIA 2 DE NOVIEMBRE, EL CUAL SE ESPERABA CON ANSIAS PARA ACOMPAÑAR A MI ENTRAÑABLE PADRE….. EL CUAL ERA IGUAL LEVANTARSE MUY TEMPRANO, Y PRIMERO IR AL MERCADO DEL NORTE PARA IR POR EL RAMO EL CUAL TENIA QUE SER NATURAL Y FRESCO. (NO PODRIA SER ARTIFICIAL) ESO ME HACIA ENTENDER MI PADRE.

    Y ENSEGUIDA TOMAR EL AUTOBUS EN LA CENTRAL PARA TRASLADARNOS HASTA EL PANTEON. Y LO DEMAS YA LO ACABAS DE COMENTAR. TODO EL RITUAL, COMO SE EXTRANA TODO ESTA TRADICION……..
    UN SALUDO A TODA LA FAMILIA.

  4. Gracias a todos por sus comentarios y me da gusto haber movido fibras sensibles, esto indiscutiblemente es una característica de los Leales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: