El Día de Muertos y Halloween

ORIGEN Y SIGNIFICADO DEL DÍA DE MUERTOS

Altar_min

 Lo que se celebra con el día de muertos es a los antepasados y a la oportunidad única de que regresen a compartir con los vivos. Las fiestas de Todos los Santos y de Los Fieles Difuntos aparecen en el santoral católico desde el período comprendido entre los años 827-844 de nuestra Era, por disposición del Papa Gregorio IV. Se le ha comparado con lo que originalmente fue la celebración prehispánica del fin del ciclo agrícola de temporal. Para los antiguos mexicanos, Mictlantecuhtli, el dios de la muerte, libera al hombre de sus penas, y el viaje después de la muerte no depende de la vida que llevó el difunto, sino de la manera cómo le tocó morir. Después de la muerte, los guerreros alzaban vuelo alrededor del sol convertidos en colibríes y mariposas. Con ellos, alzaban vuelo las mujeres que habían muerto de parto, dadoras de vida, ellas mismas guerreras. Aquellos que habían muerto en circunstancias relacionadas con el agua -como ahogados, fulminados por un rayo o de gota o hidropesía- jugaban dichosos en el paraíso de la eterna primavera. Los niños iban al Árbol Nodriza, que goteaba leche para ellos. Todos los demás iban al Mictlán, con sus nueve mundos subterráneos y fríos, donde se desvanecían paulatinamente hasta la quietud total. Según Fray Diego Durán, los indígenas nahuas tenían dos fiestas dedicadas al culto de los muertos: Miccailhuitontli o Fiesta de los muertitos, celebrada el 9 mes nahua (agosto) y la Fiesta Grande de los muertos, el décimo mes del año nahua. Dice Durán que pudo observar que el día de Todos los Santos ponían ofrenda a los niños muertos, y al día siguiente ponían otra para los adultos, dejando de hacerlo en agosto, cuando acostumbraban, para aparentar que festejaban celebraciones cristianas. Igualmente, los españoles heredaron de los celtas la tradición de celebrar el día 1 de noviembre la fiesta de fin del año y dedicaron el mes a las “ánimas”. En México la tradición prehispánica y la española, con sus raíces celtas, se amalgamaron para hacer de esta fecha una celebración en la que se conjugan ambas culturas. Desde el siglo XVII hay antecedentes de la celebración “jocosa” de los muertos. Desde entonces se confeccionaban unos “entierritos” con figuras humanas cuyas cabezas eran de garbanzos y el traje de papel negro, simulando al difunto y a los padres trinitarios, quienes se encargaban de llevar los cadáveres de la gente humilde al camposanto. Esta tradición sigue vigente hasta nuestros días. También se hacían tumbitas de tejamanil negras con adornos blancos y con candelabros de carrizo y una figura de barro representando al difunto. Hoy se hacen juguetes, dulces, miniaturas y todo tipo de figuras que celebran y recuerdan la muerte, llamada popularmente “la parca”, “la calaca”, “la huesuda”, “la dientona”, “la flaca”, etc.

OFRENDAS Y SEPULTURAS TEOTIHUACANAS

26_10_08_18_dia_de_muertosAl morir, el alma peregrina debía alcanzar la región “donde la muerte se acaba”. Quetzalcóatl adquiere forma de perro para guiar al difunto en su peligroso viaje. Xólotl, que es el doble de Quetzalcóatl, se convierte en astro arrojándose a una hoguera; de ahí que los teotihuacanos practicaban la incineración como ritual funerario. Después del deceso, se sentaba al cuerpo, se envolvía en telas y se ataba. A este bulto se le dedicaban los discursos y las ofrendas. Después de la ceremonia de la hoguera, se recogían las cenizas y se enterraban. El perro guía se enterraba junto, sin incinerar. Una serie de objetos acompañan la sepultura a manera de ofrenda: Una muñeca, un vaso silbador anaranjado con figura de mono y platos que contuvieron alimentos rituales. Una concha representa el corazón. En las sepulturas pueden hallarse también ollas y tepalcates sin color, que simbolizan la materia sin vida, el recipiente ya inútil. Se han encontrado cuchillos y navajas de obsidiana que significan la penitencia. No todos los rituales de la sepultura se ciñen a reglas rígidas. La orientación varía, ningún objeto ni ceremonia parecen reservados a la mujer o al Hombre, y el perro guía no se encuentra siempre. A veces las ofrendas de las tumbas carecen de vasijas. En los entierros donde había ofrendas con braseros dedicados a Xochipilli (divinidad solar), se encontraban animales conectados con el Sol, el Fuego y Venus, como el ciervo, el águila real y el coyote. A veces, se incluían caparazones de tortugas -que se empleaban como instrumento musical en tiempos prehispánicos-, las cuales conservan la misma función hoy en día en las Fiestas de Primavera de Juchitán (Istmo de Tehuantepec), Oaxaca. Las muñecas, desmembradas y ennegrecidas por el fuego, estaban destinadas a simbolizar la resurrección. Se trata de representaciones que varían entre los 10 y 50 centímetros de altura, con los miembros unidos al tronco por un hilo que pasa por agujeros. Son de rasgos clásicos, generalmente con la cabeza rasurada y hendida en forma de corazón, o con peinados en bandas y mechones. Para los teotihuacanos el ritual de la muerte era, paradójicamente, de vital importancia.

LA TRADICIÓN INDÍGENA Y LA DE ESPAÑA

diademuertos031A la llegada de los españoles, que celebraban rituales católicos de devoción a las ánimas, la tradición indígena se fue mezclando con ésta; hasta alcanzar la riqueza que posee y expresa actualmente. Se integraron la música y los rezos prehispánicos con las plegarias católicas; la presentación de altares, las calaveras y las ofrendas con los oficios religiosos. De este mestizaje surgen dos celebraciones primordiales: la fiesta de Todos los Santos y la de los Fieles Difuntos. Las fechas van desde el 28 de octubre hasta el 2 de noviembre, según las costumbres locales de cada pueblo. El calendario católico dedica el 1° de noviembre a Todos los Santos y el día 2 a los Fieles Difuntos.

LA OFRENDA

calavera_de_la_catrinaLa ofrenda representa uno de los elementos de interpretación más trascendentales en la descripción de los ritos y ceremoniales del servicio a los muertos. Hoy pueden todavía encontrarse ofrendas maravillosas en los panteones de México. Las ofrendas no sólo varían según la tradición de cada pueblo, también presentan características específicas, dependiendo del muerto al que se saluda; pueden ser personales, familiares o sociales, se pueden realizar en distintos sitios como en un templo, en el lugar de la muerte, en capillas domésticas, en la tumba, en un altar doméstico, en la vía pública y en propiedades privadas que disponen de espacios para la elaboración de ofrendas sociales. La tradición mexicana nunca ha reflejado temor a lo sobrenatural en la presentación de ofrendas y la invocación de los muertos; sino que por el contrario, lo que busca es fortalecer sentimientos de gratitud, amor y veneración en un ambiente alegre.

LA CELEBRACIÓN

 dia_de_los_muertos_lgEn la República mexicana cada población celebra a los fieles difuntos de diferentes maneras, pero existen algunas constantes en casi todas partes. 1) Recepción y despedida de las ánimas: Se les recibe con rezos, se quema copal o incienso, repican las campanas y se toca música. Además, es el momento para limpiar y adornar las tumbas se les señala el camino con pétalos de cempasúchil y velas encendidas. Se despiden con campanas y cohetes y, a veces, con música de banda. 2) La ofrenda: Se prepara con anticipación. En algunos lugares, los incensarios, candelabros y vajillas deben ser nuevos, para que los estrenen los difuntos. La ofrenda se arregla en los altares familiares o en mesas cubiertas con un mantel, con papel de china picado, con hojas de plátano o con un petate, según la región. En los floreros se ponen flores de cempasúchil, “moco de pavo”, terciopelo, dóispo, mano de león y nardo. Los candelabros son negros para adultos y blancos o de colores para los niños; se pone una “cera” o vela por difunto y sahumerios de copal o incienso. Otro elemento de la ofrenda son los trastes y chiquihuites, de preferencia nuevos, llenos de los alimentos que le gustaban al difunto honrado. Las comidas pueden ser frutas o platillos como mole, tamales, calabaza en tacha, pasta de camote, arroz con leche, chocolate, atole, “gordas” de maíz, tortillas, calaveras de azúcar y “pan de muerto”. También se ponen sal, azúcar, vasos con agua, bebidas alcohólicas como tequila, mezcal o pulque. Si fumaban, se le ofrecen puros o cigarros. En algunas zonas, el altar de la ofrenda se adorna con arcos de ramas verdes o plantas de plátano y la mesa está presidida por las imágenes de los santos de devoción familiar y las fotografías de los parientes muertos. A los niños se les ponen dulces de “alfeñique” hechos con azúcar en forma de animalitos, canastitas con flores, ánimas y ataúdes. Se ponen también juguetes de barro pintados con colores vivos para que jueguen. Para levantar las ofrendas de los adultos (2 o 3 de noviembre) se reparte todo lo comestible entre familiares y amigos, ya que los muertos sólo toman el aroma de los alimentos, no el sabor. En Tlayacapan, Morelos; los niños van de casa en casa pidiendo algo de la ofrenda con una vela prendida mientras cantan: “Pan, pan pa’ la calavera, poquito morito pa’ las ánimas, poquito morito, pa’l campanero”. Los músicos, cuando los hay, tocan de casa en casa sin cobrar. 3) Arreglo de las tumbas: Días antes se limpia el cementerio y se arreglan los nichos y las tumbas. Se ponen cruces de flores de cempasúchil y mosaicos de pétalos de flores, velos, veladoras e incienso o copal. En Chilac se ponen casitas de palma y ramas. 4) La velación en los cementerios: Las visitas al panteón son el 1 y 2 de noviembre sobre todo la noche entre ambos días; en la que los parientes acompañan a sus difuntos velando toda la noche al lado de sus tumbas. Muchas veces se come en el panteón y se toca música. En el cementerio y en la casa, frente al altar, se reza; y en la iglesia se oficia una misa especial.

DICHOS Y REFRANES PARA LOS MUERTOS

muertosHemos viajado entre mortajas, huesos, osamentas, filos y palabras que han construido el habla y la sabiduría de los pueblos. Los dichos y refranes, se convierten en frases que, después de todo, están cargadas de humor. Un humor que no deja de ser una reverencia a la muerte. A mí la muerte me pela los dientes. El muerto al pozo y el vivo al gozo. Al fin que para morir nacimos. Al vivo todo le falta y al muerto todo le sobra. A mí no me asustan con el petate del muerto. A ver a un velorio y a divertirse a un fandango. Cáete, cadáver. No hay que cargar con el muerto. Se me subió el muerto. Cayendo el muerto y soltando el llanto. Como la muerte de Apango: ni chupa, ni bebe, ni va al fandango. Cuando estés muerto, todos dirán que fuiste bueno. Al diablo la muerte, mientras la vida nos dure. Dar el muertazo. De aquí a cien años, todos seremos pelones. De tonto me muero este año. ¿De qué mueren los quemados? De un jalón hasta el panteón. Donde lloran está el muerto. El muerto a la sepultura y el vivo a la travesura. El muerto y el arrimado a los tres días apestan. El que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe. Entre todos los mataron y él solito se murió. Era más grande el difunto. Hay muertos que no hacen ruido y es más grande su penar. Huyes de la mortaja y te abrazas del difunto. Las penas no matan, pero ayudan a morir. Levantar muertos. Morir en la raya. Muerta Jacinta, que se mueran los guajolotes. Muerto el ahijado, se terminó el compadrazgo. Muerto el perico, ¿para qué quiero la jaula? Muerto el perro, se acabó la rabia. Mujeres juntas, sólo difuntas. Primero muerto, que cadáver. Primero muertos, que fuera de horario. Sólo los guajolotes mueren en la víspera. Son de los que muriendo matan. Todos nacen llorando y nadie se muere riendo. Ya ni en la paz de los sepulcros creo. Hierba mala nunca muere. Se hace pesado el muerto cuando siente que lo cargan. La muerte es flaca y no ha de poder conmigo. A quien Dios quiere para sí, poco tiempo lo tiene aquí. Velo y mortaja del cielo bajan. Cavarás en tu tumba con los dientes. El hambre y la sed rara vez matan a alguien, pero la glotonería y la bebida acaban con muchos. La avaricia suele matar de hambre a otros vicios. Vive demasiado aquél que vive hasta que todos se cansan de él. Al que se aleja lo olvidan y al que se muere lo entierran. De golosos y tragones están llenos los panteones. Más vale morir de pie, que vivir de rodillas. Más vale que digan aquí corrió, que aquí murió.

LAS CALAVERAS (literarias)

a_1108_largeAdemás de figuras y dulces, la muerte aparece en el teatro, en la música popular y en las llamadas “calaveras”, rimas que se burlan de los vivos y las razones por las que se los va a llevar “la fría”. Las calaveras se dirigen a políticos y figuras públicas, entre sí a familiares o compañeros de escuela o de trabajo.

 Existen deidades dentro de la mitología mexicana que muestran calaveras: Coatlicue, la vieja madre de todos de aspecto cadavérico; Miquiztli, dios de la muerte; Mictlantecuhtli, señor de las profundidades de la tierra donde moran los muertos por causas naturales y su esposa, Mictecacihuatl.

En la calavera mexicana la muerte no es extrahumana ni sobrehumana, no tiene nada de fantasma, por lo tanto no estimula a relacionarla con lo macabro. Las “Calaveras” son versos festivos que comentan en epitafio el día de muertos, los defectos de personajes vivos que son presentados como ya muertos, sin respeto por jerarquías sociales o por la importancia política de quienes son satirizados. En ellos se dice como murió y en ocasiones como lo fue después de que supuestamente terminó su vida en la tierra. En esa tradición destaca la “Monja Jerónima”, conocida como la Madre Matiana del espíritu santo, quien vivió hacia fines del siglo XVI y principios del XVII, a la que atribuyen profecías o epitafios que se transmitieron de boca en boca. Sin embargo, la censura colonial impidió la libre circulación de calaveras en la prensa. Pero existe evidencia de que las más antiguas aparecieron en un diario de Guadalajara. Por esa misma época, en los últimos días de noviembre de cada año, circulaba en ese lugar otro diario llamado La Madre Matiana, el cual ofrecía exclusivamente calaveras en las que se satirizaba a políticos prominentes, siempre acompañados por frases como “la pelona”, “la flaca” y otros epítetos de la muerte, la cual nunca aparece con un tinte macabro. Las calaveras van siempre ilustradas de manera igualmente vistosa, generalmente con cráneos o esqueletos. Los primeros dibujos aparecieron en 1872, fueron creados por el litógrafo Santiago Hernández. Tiempo después, los grabadores Manuel Manilla y José Guadalupe Posada, también inician sus primeras caricaturas de calaveras. Y es Posada quien logra hacer de ello una verdadera costumbre. Convirtió en famosa calavera, lo mismo al presidente que al general, hablando con deliciosa ironía, humor y sarcasmo de las diferentes dificultades, molestia y apuros que les amargaban la vida. Dichos versos son una crítica que no recurre a la indignación moral, sino a la ocurrencia ingeniosa y a los alfilerazos satíricos, como mera forma de desahogarse.

LAS CALAVERAS (De azúcar)

 Realizadas principalmente para ser regaladas o adornar las ofrendas que se colocan a los muertos en los hogares, las calaveras de dulce o azúcar son quizá uno de los objetos más representativos del día de muertos. El procedimiento de hacerlas resulta sencillo; el azúcar se disuelve en agua, hasta obtener un jarabe muy espeso que luego se vacía en moldes. Cuando la calavera está seca, entonces se decora con filigrana de azúcar coloreada y recortes de papel de plata o lustre en colores chillantes, sin que falte colocar en la parte superior del cráneo el nombre de pila. Existen también las de amaranto con nueces en las cuencas y pepitas de calabaza o cacahuate que hacen las veces de dientes. O las mismas de azúcar pero decoradas con lentejuelas y papelitos de colores. Otra variedad de las calaveras son los esqueletos que pueden ser de chocolate o plástico, los cuales son muy atractivos a los ojos de los niños. Estos, también se pueden encontrar dentro de un ataúd de cartón, con los que también se adornan las ofrendas.

HALLOWEEN: LA COMPETENCIA

Una costumbre importada  de los Estados Unidos y que ha ganado adeptos año con año  es Halloween. Yo la recuerdo desde la época de los 70´s, cuando aparecían en mis libros de ingles de la secundaria lecturas que hablaban de la celebración de esta festividad.

En lo personal, yo prefiero la celebración del día de muertos, es mas he visitado y recorrido el panteon aun y cuando no tenga familiares allí y hasta he tomado fotografías.

Pero cual es el significado de Halloween?

Se celebra el 31 de octubre desde Siglo XIX.
El lugar de celebración Principalmente es los Estados Unidos, la frontera con México y las principales ciudades de los estados del norte, noreste y noroeste de la República Méxicana.

Halloween o Hallowe’en (IPA [ˈha.lo.wiːn]) o Noche de Brujas es una fiesta proveniente de la cultura celta. Los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase “truco o trato”, “dulce o truco” o “dulce o travesura” (proveniente de la expresión inglesa trick or treat). Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

La palabra Halloween es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve (Víspera del Día de los Santos). Se celebraba en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. Pero actualmente se celebra en casi todos los países occidentales con mayor o menor presencia.

Sus orígenes se remontan a los celtas,[1] y la fiesta fue exportada a los Estados Unidos por emigrantes sobre todo irlandeses en el siglo XIX, más o menos hacia 1846. La fuerza expansiva de la cultura de EE. UU. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países. El día de Halloween, en tiempos modernos se considera una fiesta estadounidense.

La historia del Halloween se remonta a hace más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, precisamente el día 31 de octubre de nuestro calendario. El ganado era llevado de los prados a los establos para el invierno. Ese último día, se suponía que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las “decoraban” con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos se guiaran por medio de estos hasta llegar a un lugar mejor. De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos y también los disfraces.

El recorrido infantil en busca de golosinas probablemente enlace con la tradición neerlandesa de la Fiesta de San Martín.

Origen de Halloween
El hecho de que esta fiesta haya llegado hasta nuestros días es, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine comercial estadounidense. Es típica la imagen de niños norteamericanos correteando por las oscuras calles disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de ese oscuro y tranquilo barrio de casas. Esta imagen en esos países no está muy alejada de la realidad y más o menos la fiesta discurre así.

Leyendas de Halloween

Personas disfrazadas en Hallowen.Se dice que la noche de Halloween, la puerta que separaba el mundo de los vivos del Más Allá se abría y los espíritus de los difuntos hacían una procesión en los pueblos en los que vivían.

En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.

Dulce O Truco
Originalmente el Truco o Trato (en inglés “Trick-or-treat”) era una leyenda popular de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente “truco o trato”. La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu (que recibiría el nombre de Jack O’Lantern, con el que se conocen a las tradicionales calabazas de Halloween) él usaría sus poderes para hacer “truco”, que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda. Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro (y con el tiempo, debido a la asociación mental entre el espíritu y las calabazas, el nombre de este sería dado a ellas, que es como son conocidas hoy día cuando llega esta fiesta).

Realmente, aunque se ha generalizado la traducción “truco” en castellano por el inglés “trick” y “trato” literalmente por “treat”, en el caso del “Trick-or-treating” no se trata de un truco propiamente dicho sino más bien de un susto o una broma por lo que una traducción más exacta sería por ejemplo “dulce o susto”.

En la actualidad esto es un juego infantil, en donde los niños piden en la puerta de la casa golosinas, o el dueño de la casa sufrirá las consecuencias, en la que los niños maldadosos empiezan a tirar huevos o papel higiénico a la casa.

Jack O’Lantern
El origen de las famosas calabazas talladas deviene de una leyenda de origen celta (a caballo entre Irlanda y Escocia) sobre Jack “El Tacaño” (Stingy Jack en el original inglés), un granjero que engañaba y mentía a vecinos y amigos. Esta conducta le consiguio toda clase de enemistades pero también una reputación de persona tan malvada que rivalizaría con el mismísimo Satanás.

El Diablo, a quien llegó el rumor de tan negra alma, acudió a comprobar si efectivamente era un rival de semejante calibre. Disfrazado como un hombre normal acudió al pueblo de éste y se puso a beber con él durante largas horas, revelando su identidad tras ver que en efecto era un auténtico malvado. Cuando Lucifer le dijo que venía a llevárselo para pagar por sus pecados, Jack le pidió una ronda más juntos como última voluntad. El Diablo se lo concedió pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó a Lucifer a convertirse en una moneda para pagar la ronda y demostrar sus poderes. Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí el Diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack no lo haría a menos que prometiera volver al infierno para no molestarle durante un año.

Transcurrido ese tiempo, el Diablo apareció de nuevo en casa de Jack para llevárselo al inframundo pero de nuevo Jack pidió un último deseo, en este caso que el Diablo cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener su última comida antes de su tormento. Lucifer accedió, pero cuando estaba en el árbol Jack talló una cruz en su tronco para que no pudiera escapar. En esta ocasión Jack le pidió no ser molestado en diez años, además de otra condición: que nunca pudiera reclamar su alma para el inframundo. Satanás accedió y Jack se vio libre de su amenaza.

Su destino no fue mejor: tras morir (mucho antes de esos diez años pactados), Jack se preparaba para ir al cielo pero fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, siendo enviado al Infierno. Para su desgracia allí tampoco podían aceptarlo debido al trato que había realizado con el Diablo, y éste le expulsó de su reino y le condenó a deambular por los caminos con un nabo hueco con un carbón ardiendo dentro como única luz que guiara su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal. Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o “Jack of the Lantern”, nombre que se abrevió al definitivo “Jack O’Lantern”. Esta es la razón de usar nabos (y más tarde calabazas, al ser más grandes y fáciles de tallar) para alumbrar el camino a los difuntos en Halloween, y también el motivo de decorar las casas con estas figuras horrendas (para evitar que Jack llamara a la puerta de las casas y proponer Truco o trato).

Fiestas celtas
Los celtas celebraban cuatro fiestas grandes a lo largo del año:

El Imbolc (o Imbolg): la primera de estas fiestas se celebraba a principios de febrero (sobre el 1 de dicho mes), cuando las primeras flores empiezan a crecer, y era dedicada a la diosa Imbolc o Brigit, a la que se consagraban los animales supervivientes al paso del invierno, en especial a las hembras, puesto que era tiempo ya de engendrar para el futuro invierno.
Beltane: la segunda fiesta que se celebraba el 1 de mayo (la víspera del 1 de mayo es la noche de Walpurgis). Esta fiesta se dedicaba a Belenos, el dios del fuego. En este día el fuego era usado para purificar con su humo a los animales y a todo el pueblo. Se encendían hogueras en lo alto de los cerros (para los celtas esto tenía mucha importancia: era muy fuerte la unión que se sentían con la naturaleza, y desde lo alto se puede observar toda la grandeza de nuestra madre Tierra), y se apagaban éstas al día siguiente.
El Lughnasa ‘ (o Lugnasad o Lamas): se celebraba a mediados del mes de junio y se dedicaba a Lug en Irlanda, Lugus en las Galias y Lleu en Escocia. Aunque esta divinidad se conoce por diversos nombres, era el dios de la luz. Esta fiesta era la que más carácter agrario tenía, celebrándose una acción de gracias por la fertilidad de los animales y por la abundancia de las reservas alimenticias.
Samhain: la última y más importante fiesta celta tenía lugar el 1 de noviembre. Este día significaba el día de año nuevo (siendo la víspera, el 31 de octubre, “nochevieja”), y a su vez indicaba que comenzaba una nueva etapa: el invierno.
El año celta se divide en dos grandes períodos: el período de verano, que va desde el Beltane (1 de mayo) hasta el Samhain (1 de noviembre), y el de invierno (desde el Samhain hasta el Beltane siguiente).

Llegan los romanos
Desde Italia, tomando los dominios celtas, llegaron los romanos. Éstos ya tenían ocupados los últimos días de octubre y principios de noviembre con festividades que llamaban “Las Fiestas de Pomona”, dedicadas a la diosa de los árboles frutales (era algo así como la vendimia o celebración de la cosecha), por lo que se mezclaron frutas con malos espíritus para celebrar este día. Las manzanas eran muy populares y pronto fueron parte de las celebraciones.

Irrupción de la Iglesia
La Iglesia Católica decidió sustituir en la tidat de 730-740.Esta festividad fue establecido por el Papa Gregorio III el 1º de Noviembre por la de la Todos los Santos (canonizados o no) en su intento de eliminar el paganismo y librarse de la competencia religiosa, y en el año 837 d.C. fecharon el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, llamado en Inglaterra (traduciéndolo literalmente) “All Hallows’ Day” o Hallowsmass (otras fuentes datan este hecho dos años antes, en el 835 d.C.; una duda que la historia aún no ha resuelto). Por ser una fiesta muy popular se acostumbró celebrar también una víspera (palabra que en inglés se traduce Eve) la noche anterior, a la que se le llamó “All Hallows’ Eve” (Víspera de Todos los Santos). Debido a la costumbre inglesa de contraer los nombres para una pronunciación más rápida y directa, esto derivó en el definitivo “Halloween”, aunque la fiesta religiosa original nada tiene que ver con la celebración del Halloween actual, con disfraces y dulces para niños.

De la Edad Media a la actualidad

Cartel que anuncia la llegada del Halloween en 1904.En la Edad Media algunos bandoleros se disfrazaban de espíritus para cometer sus fechorías. De ahí viene la costumbre de disfrazarse. Algunos años después esta festividad llega a Estados Unidos, traída por los pioneros, y es aceptada como una tradición, integrando todos los detalles antes mencionados. Era una fiesta católica de pequeños grupos de fieles, que se popularizó enormemente con la llegada de los irlandeses alrededor de 1840. Fueron ellos quienes le añadieron la “Jack O’lantern” (la calabaza hueca con una vela dentro), debido a la leyenda “Jack el Tacaño” explicada anteriormente. Los norteamericanos usaron una calabaza.

La fiesta, sin embargo, no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La internacionalización del Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión. En 1978, se estrenaba en EEUU y en el mundo entero La Noche de Halloween, de John Carpenter; una película ambientada en la víspera de Todos los Santos que supuso una referencia para el cine de terror de serie B; con innumerables secuelas e imitaciones. Por otro lado, éxitos de la pequeña pantalla como Los Simpson comenzaron a dedicar un capítulo cada año a Halloween hasta convertir la calabaza sonriente en una imagen tan conocida como la Coca-Cola.

Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo en el continente americano (Estados Unidos y Canadá; los países latinoamericanos, aunque conocen la festividad de Halloween, tienen sus propias festividades y tradiciones ese mismo día, que curiosamente coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos). En el Viejo Continente, en un extraño giro del destino, son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el Halloween de Estados Unidos, con fiestas y disfraces, aunque en algunos puntos de Europa (como Inglaterra) la fiesta original ha arraigado de nuevo, resurgiendo del olvido al que el Vaticano la había enviado siglos atrás y realizándose los mismos ritos que se practicaban entonces.

5 comentarios

  1. […] saber mas sobre el significado de halloween o el día de muertos? Visita https://trampero59.wordpress.com/dia-de-muerto/ encontrarás una interesante explicación de estas […]

  2. His brilliantly colored come into contact with /language added salt for additional details on going to be the story.

  3. You have brought up a very superb points , thanks for the post.

  4. Youre so cool! I dont suppose Ive learn anything like this before. So nice to find any individual with some original ideas on this subject. realy thanks for starting this up. this website is something that’s needed on the web, someone with a bit originality. useful job for bringing one thing new to the internet!

  5. Hello! I could have sworn I’ve been to this website before but after browsing through some of the post I realized it’s new to me. Anyhow, I’m definitely glad I found it and I’ll be bookmarking and checking back often!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: